Cómo Ser Más Creativo al Escribir tu Libro

Nadie te dijo cómo tendrías que comenzar, tampoco los pasos que tenías que ir dando para escribir un libro. Sólo tuviste la inquietud por descubrir cómo hacerlo y fue el impulso por escribir tu libro lo que mantuvo la puerta abierta para descubrir cómo lograrlo.

happy-writer2

Muchos soñamos con escribir un gran libro que nos permita dar a conocer algo que impacte al mundo y que nos ayude a ser reconocidos en este mundo. Sin embargo, cuando comenzamos a escribir es muy difícil mantener la secuencia sobre todo cuando sientes que se te han acabado las ideas.

Es cómo si estuvieras platicando con un grupo de amigos y que de un momento a otro se te acaba la plática. Entonces otro de ellos comienza a platicar sobre un tema que te parece interesante y es ahí cuando te inspiras para dar a conocer tus propios puntos de vista.

A veces nos resulta complicado encontrar la creatividad que necesitamos para seguir y es ahí cuando abandonamos la idea de terminar de escribir. Personalmente, he lidiado con esto casi toda mi vida y muchas veces pensé que jamás terminaría.

“Sientes tu fuerza en la experiencia del dolor” —Jim Morrison

Imagina que un día decides salir a correr. No tienes un plan definido o alguien que te diga cómo hacerlo. Entonces comienzas y digamos que corres casi 1 kilómetro, pero te ha costado mucho lograrlo. No sólo fue porqué no hubo un calentamiento previo sino porqué corriste hasta dónde pudiste pero sentiste que ya no podías dar más. Al día siguiente, decides no hacerlo más porqué piensas que no es para ti y abandonas la razón por la cual decidiste salir a correr.

Escribir un libro es cómo ir a correr 

Lo mismo pasa cuando escribimos un libro. Comenzamos con todas las ganas y muy motivados pero llega un punto en dónde sentimos que ya no damos más y que nuestra creatividad se ha acabado. Comenzamos a tomas decisiones basadas en una emoción temporal que nos crea un gran vacía en el caemos presos. No siempre tenemos control sobre lo que nos pasa. Pero si tenemos control en cómo interpretamos lo que nos sucede así cómo también la manera en la que respondemos a ello.

Mark Manson, autor del libro “The Subtle Art of Not Giving a Fuck” dice “Cuanto más elegimos aceptar la responsabilidad en nuestras vidas, más poder ejerceremos sobre ellas. Aceptar la responsabilidad de nuestros problemas es el primer paso para resolverlos”.

Sé que es duro pasar por ese momento en el que sientes que ya no puedes escribir más o que simplemente tus ideas se han acabado. Lo sé porqué he estado ahí y realmente es difícil salir de ese estado, pero no imposible. El primer paso para hacerlo es simplemente aceptar que hay un problema. Esto no significa que no seas una persona creativa, porqué realmente lo eres, sino que muchas veces es una señal de que necesitas tomar un descanso y revisar lo que estamos haciendo.

“El precio de la grandeza es la responsabilidad” —Winston Churchill

Pensamos que podemos sentarnos durante horas y horas a escribir un libro, pero esto a veces no funciona para muchas personas. Hay personas que dedican simplemente media hora a escribir y hay otros que dedican sólo una hora. El problema comienza cuando vemos ese tiempo cómo una tortura porqué sentimos que ya no podemos continuar.

2 Pasos para volverte más creativo al escribir tu libro

Quiero compartir contigo las 2 pasos más efectivos para ser más creativo cuando estás escribiendo tu libro y sientes que las ideas se te han acabado.

1. Haz un mapa mental sobre las ideas que tienes para tu libro
Los mapas mentales son ideales para todo proyecto, incluso para uno literario. Exponen nuestras ideas de manera muy general y podemos tener una buena perspectiva de cómo será estructura del libro que estamos escribiendo. Digamos que escribes un libro sobre “Bajar de peso” y que esa es tu idea central.

Lo que haces después es dibujar una linea que sale de esa idea y lleva a otra idea. Es nueva idea es una idea secundaria, porqué ya has definido tu idea principal. Tus ideas principales pueden ser: “ejercicio y condición física”, “Alimentación” y “horas de sueño”. El mapa mental te va a permitir tener un panorama general de todo lo que quieres escribir en tu libro. Si comenzaste a escribir tu libro sin un mapa mental, te recomiendo que lo hagas. Si ya tienes un mapa mental, sólo revisalo y anota lo que sientes que pueda faltar para complementar tu libro.

Library-Book-Shelf

2. Haz una investigación minuciosa.
La investigación es mi parte favorita. Me permite aprender más sobre temas que desconozco y sobre todo adentrarme en mundos nuevos cuando estoy escribiendo una novela de ficción. Su contribución a nuestro mensaje e historias es fundamental ya que nos permitirá aprender mucho más sobre las cosas acerca de las cuales queremos hablar. En el momento en que tengas listo tu mapa mental elige una idea secundaria y haz una investigación.

Tu investigación puede consistir en:

a) Ver documentales en Netflix, YouTube u otras plataformas relacionados con la idea que elegiste.
b) Leer libros o artículos en Internet relacionados con esa idea.
c) Ir al cine, museo o galería de fotografías si la idea elegida lo requiere.

Una vez que has hecho estos pasos, la creatividad comenzará a trabajar por si sola y tendrás las ideas y el material necesario para escribir tu libro. La próxima vez que te sientas abrumado o que sientas que ya no puedes continuar escribiendo tu libro porque se te ha acabado la creatividad recuerda que es una señal de que necesitas tomar un descanso. Toma ese descanso y después revisa tu mapa mental y haz la investigación cómo si fueras un detective.

Y no olvides llevar contigo una libreta para hacer tus notas o usar la aplicación Evernote para guardar toda tu investigación. Por último, te recomiendo ver este vídeo sobre Noisli, una herramienta súper efectiva para mantenernos concentrados cuando estamos escribiendo.

Si has encontrado útil este correo, responde y cuéntame cual fue tu mayor aprendizaje leyéndolo.

Y también cuéntame sobre que estás escribiendo, creéme que me encantará leerte 🙂

Checko