Cómo crear intriga en tus historias

Han pasado dos semanas desde que comencé a escribir la nueva novela y la escritura está fluyendo de maravilla.

Los personajes que antes eran recurrentes están tomando más fuerza y sus aportaciones a la historia son tremendamente valiosas.

Me ha gustado la manera en la que se va desarrollando el nuevo misterio.

Hay mucho todavía en tela de duda que se va descubriendo mientras la historia avanza.

Hasta ahora he escrito más de 32,000 palabras y me siento muy contento.

He comenzado con el capítulo 5, que empieza a soltar más cosas.

Pero todavía no he dejado que el misterio se resuelva.

A medida que la historia avanza voy creando escenas que me ayudan a crear la intriga.

Este elemento, que nos engancha a una historia, es realmente necesario cuando estás develando un misterio.

La intriga te ayudará a crear curiosidad y despertará el interés en lo que tienes que contar.

Si realmente quieres que los lectores se queden hasta el final, debes saber manejarla de buena forma.

Para eso te recomiendo mucho que, antes de escribir el libro, identifiques los descubrimientos que tus personajes llevarían a cabo.

Suelo dejar estos descubrimientos al final de cada capítulo y busco la manera de que tenga la suficiente intriga para que el lector pase al siguiente capítulo.

Creo que es la mejor forma de crear una buena experiencia de lectura.

En el pasado, cuando escribí sin una estructura o un orden de mis ideas, me era muy complicado crear la suficiente intriga para que incluso a mí me mantuviera enganchado.

Escribía, sin parar, imaginando cada escena con sus diálogos.

No te voy a mentir, si lo disfrutaba, pero no tenía ese toque de suspenso que he dominado con el paso de los años.

La estructura de tu libro, que se crea previo a comenzar a la escritura, es crucial para esto.

Te va a permitir acomodar las escenas clave de tu historia.

Cómo crear la estructura de tu libro

Tienes que tener muy claro cual es el gran misterio que al final quieres revelar, porque de lo contrario, la historia no tendría sentido.

He visto series que se enfocan mucho en las revelaciones capítulo tras capítulo y el final termina siendo terrible.

Por eso es super importante que tengas bien claro el resultado final y que, mientras escribes, vayas soltando las pistas para crear intriga.

Mantener intrigados a los lectores significa una invitación a las conversaciones, en las que ellos mismos formulen sus propias teorías sobre lo que está pasando.

Recuerda que al final, lo que importa mucho, es la experiencia que quieres que los lectores se lleven de tu libro.

Porque si tu libro les gustó mucho, te aseguro que terminarán comprando los siguientes.

Si te gustó este post y te fue útil, por favor, compártelo con más personas.