Porqué a Veces No Necesitas la «Idea Perfecta» para Comenzar a Escribir

Cuando las ideas vienen de un a momento a otro es difícil saber cual elegir. Porque todas pueden parecer muy buenas, pero ¿qué pasa cuando tienes que elegir la mejor?


 

tumblr_lo05mwBMNE1qh6evk

 

Hay momentos en que queremos tirar la toalla, por ejemplo, cuando no sabemos si nuestra idea es buena. Hace años divagaba e imaginaba nuevas historias pero no lograba concretar algo en particular

¿Qué hacer cuando no tienes una idea sobre lo que quieres escribir?

Sé que te gustan las historias y por ello quiero contarte una.

Años atrás, cuando era un pequeño de nueve años, sabía que quería ser un escritor. No sabía cómo, pero quería serlo.

Eran días de los años noventas y jugaba todas las tardes en el patio trasero de casa.

 

Paper-Houses-BABBLE-DABBLE-DO-Village

 

Acomodaba rocas, ladrillos y cajas de pástico con la intención de construir mundos. Sabía que quería una historia y simplemente tenía que colocar sus peldaños.

¿Qué seguía?

Comenzaba a jugar durante horas. Era mi momento de libertad y de hacer lo que me apasionaba. Quería tener la mejor historia creando conversaciones interesantes entre mis personajes.

La Primera Vez Que Escuché La Palabra Escritor

La primera vez que escuché la palabra «escritor» fue cuando estudiaba en la primaria. Cuestioné a mis compañeros sobre ello pero no obtuve respuesta alguna.

Hasta que alguien cercano a mí me dio la respuesta que necesitaba – un escritor es aquella persona que escribe libros con historias fantásticas.

Meses después empecé a crear historias en las últimas hojas de mi cuaderno. Cuando la profesora de quinto año me pilló haciéndolo, fui el niño más avergonzado del planeta.

Decía que no era posible que perdiera el tiempo en haciendo eso y que debería poner más atención en clases.

No podía explicarle lo tanto que me gustaba crear historias porque no era algo fácil de entender.

 

35090_420507276720_1013636_n

 

Mi frustración fue enorme que le pedí a mi mamá que me comprara dos cuadernos extras cada ciclo escolar. De esa manera podría usarlos para crear mi propio arte.

Me encantanba crear historias a través de dibujos. Era una pasión desenfrenada ya que las ideas iban y venían a toda hora.

Pero ¿qué pasa cuando hay que convertir estas historias en un libro?

Cuando uno tiene muchas ideas y cree que son buenas, elegir la mejor se convierte en una tarea difícil.

Sólo Necesitas Comenzar

Y muchas de las veces no necesitas tener una buena idea para comenzar.

Fíjate, en el 2013 escribí mi primer artículo que hoy en día se encuentra publicado y actualizado como 11 consejos para escribir una novela.

 

57810275

 

Cuando lo escribí no sabía lo que hacía, solamente quería hacerlo. Supe ahí que no necesitaba una idea para comenzar. Simplemente me hice la pregunta ¿en qué soy bueno?

Pude haber sido bueno como Ingeniero de Proyectos o Consultor de Procesos.

Pero ¿realmente quería haber sobre ello?

¿Qué era aquello sobre lo que la gente me pedía consejos?

¿Sobre qué me gustaba pasar hablando por horas?

Y la respuesta fue «crear historias».

No Necesitas Una Idea Para Comenzar

Para comenzar a escribir una novela puede que si necesites una idea. Basta con pensar en las historias que más te gustan y en los programas de televisión que llaman tu atención.

Personalmente yo quería escribir sobre «un niño con poderes sobrenaturales».

Pero si vas a escribir un libro sobre un tema en particular no te quiebres la cabeza si no tienes una idea muy clara. Solo identifica aquello en lo que eres bueno y que puede aportar al mundo.

¿En que soy bueno? ¿Que me gusta?

Necesitas comenzar preguntándote sobre lo que quieres escribir. Finalmente, la gente se beneficiará con tu libro ya sea por cambiar su realidad o disfrutar de una buena historia.

Pregúntate:
¿Hay algo allá afuera que la gente esté buscando y que yo necesito compartir con ellos?

Solo requieres un empujón y reconocer que «a veces» no necesitas una buena idea para empezar a escribir.

Solo tienes que empezar. Y la mejor forma de hacerlo es hacerte preguntas.

Ahora me gustaría saber de ti:

¿También has buscado la idea perfecta para un libro?

¿Cómo ha sido tu experiencia a la hora de organizar tus ideas?

Cuéntame en los comentarios, me encantará leerte y ayudarte.