Lo que aprendí de escribir todos los días

Sabes que tienes algo que compartir con el mundo y que por años has guardado en tu mente.

La pregunta es ¿estás dispuesto a hacer lo que sea posible para lograrlo?

Escribir es un proceso de autodescubrimiento

Cuando escribí mi primer libro quería darle un toque de misterio que no tenía. Fue un gran reto para mí porque:

1) No me consideraba un escritor
2) No tenía experiencia en el género misterio

Investigué diferentes técnicas, vi películas y series e incluso leí algunos libros. Sin embargo, no me sentía capaz de hacerlo porque me saboteaba con frecuencia. Creía que no era perfecto, que el género misterio era solo para los grandes escritores.

El auto-saboteo Era Real

Los días pasaron y mi tiempo como Consultor de Procesos se volvía cada vez más gris. No encontraba la motivación necesaria para seguir en mi empleo y con mis escritos.

Cambiar mi lugar de escritura me ayudó a despejar mis ideas. Los Starbucks se convirtieron en el principal lugar dónde me sumergía a escribir después del trabajo.

Uno de los mayores obstáculos al escribir un libro es que no nos sentimos lo suficientemente capaces de finalizarlo.

Los elogios de mis amigos eran abundantes. Ellos estaban deseosos de leer mi primer libro y yo emocionado de estar a punto de finalizarlo.

Realmente disfrutaba hacer una releída de la última escena de cada capítulo que yo escribía, sobre todo cuando terminaban en un «cliffhanger», término aplicado cuando un capítulo termina en un momento de suspenso.

Hubo Algo Que Marcó Una Gran Diferencia

Estaba escribiendo por el amor a escribir, por compartir mi mensaje cómo escritor y sobre todo por contar las historias que había creado en mi mente a lo largo de los años.

No había duda que Los Protectores se había convertido en una gran prioridad para mí. Cuando me di cuenta que estaba escribiendo todos los días sin parar, supe que realmente había marcado una gran diferencia.

Concluí que no solo escribía, estaba disfrutando las historias que había creado.

A pesar de que conocía el final del libro, enfocarme en el presente jugó un papel muy importante. Recuerdo que una de las cosas que más disfruté fue crear a Sophie Barnes, un personaje que me saqué de la manga y se ha convertido en uno de mis favoritos.

 

A veces, el final de un buen libro no es exactamente el final.

 

Para ser claro, disfrutaba mucho leyendo lo que había escrito. Tenía grandes planes para todos mis personajes, y mis ganas por soltar el gran misterio eran enormes. Ansiaba con salir del trabajo y ponerme a escribir.

¡Poco a poco las tramas y las cosas comenzaban a encajar!

Es importante contar las palabras que escribes porque te ayuda a medir tu trabajo como escritor, pero también es una forma de reforzar el compromiso contigo mismo. Llegué a escribir hasta 2,500, palabras por día y esto me motivó mucho.

Al principio es un poco difícil, porque no estás acostumbrado a escribir. Pero si repites la acción de escribir, día tras día, verás los resultados. La constancia medida en una frecuencia adecuada marcará una gran diferencia.

Una de las características de un buen escritor es mantener un buen hábito de escritura.

 

Hace poco leí el libro «Miracle Morning» de Hal Elrod, en el que menciona que los primeros diez días son los más difíciles. La verdad no podría estar más de acuerdo, porque muchas de las veces no sabemos que esperar de lo que hacemos. Tienes que hacerte presente, todos los días, sin importar lo que pase. De un momento a otro verás los resultados.

Tal vez tengas dudas sobre el rumbo de tu historia o si realmente vale la pena escribir un libro. Cuando esto pase detente, respira profundo y piensa en porqué deseas tanto escribir tu libro. Es tu historia y nadie más la escribirá por ti.

La pregunta es… ¿Llegaremos a leerla?

Si estás interesado en tener un plan que te ayude a escribir tu libro más rápido y con menor esfuerzo, puedes inscribirte a nuestro curso gratuito «Cómo Escribir tu Libro en 30 días sin sufrir horas de bloqueos frente a la Página en Blanco». Estará disponible solo por tiempo limitado.

Si te gustó este post y te fue útil, por favor compártelo con más personas.