Porqué a veces es necesario cambiar de lugar para escribir

¿Sientes que algo te drena la energía cuando te sientas a escribir?

Si es así, no eres el único al que le ha pasado.

Una de las cosas en las que siempre me fijaba era elegir un lugar adecuado para escribir.

Porque para sentarte a escribir necesitas tener mucha concentración.

Elegir el lugar adecuado es fundamental.

¿Qué pasa cuando ese lugar ya no te resulta adecuado?

Puede deberse a varias razones:

1) Recibes interrupciones constantes.

Te entiendo. A mi me pasaba mucho y más cuando tenía que ceder la habitación donde me quedaba a las visitas, puesto que ahí tenía mi oficina.

Lo cual no me molestaba en lo absoluto, pero si resultaba incómodo por todo el trabajo que debía hacer.

2) Hay mucho ruido.

En todos los lugares siempre habrá alguien que está martillando a muy temprana hora o el clásico conductor que llega presionando el claxon muy fuerte.

Esto resulta molesto, pero es algo que está fuera de nuestro control. Lo más conveniente es fluir y esperar a que terminen.

3) Al cuerpo y la mente le gusta la variedad

Somos humanos. Llega un punto en el que repetir siempre lo mismo resulta tedioso.

Necesitamos variedad para no aburrirnos y ese puede ser el caso del lugar donde nos sentemos a escribir.

Por ello, es normal que sientas que tu energía está siendo drenada, porque ya no estás cómodo en el lugar que tanto te emocionaba usar para escribir.

¿Por qué «a veces» es necesario cambiar?

No necesariamente tiene que ver con la escritura, pero si es un lugar en el que trabajas con frecuencia, debes aplicar la variedad.

En estos tiempos de incertidumbre y pandemia escuché muchos casos de colegas, conocidos y amigos que se estresaban mucho de trabajar en casa.

Toma un tiempo acostumbrarse, pero hay muchos que están acostumbrados a trabajar en espacios de trabajo compartido, es decir, los famosos coworkings.

Es necesario que cambies de lugar de trabajo a uno donde te sientas más cómodo. Esto también ayuda a mejorar la productividad para seguir avanzando.

Fíjate, estos últimos días han sido un poco complicados. Porque tenía que dejar el cuarto donde me estaba quedando y dónde había montado mi oficina, pero para entonces ya tenía un lugar nuevo para montar mi oficina, que es justo desde donde escribo este post.

Llegó un momento en el que si me sentía sofocado. Necesitaba algo nuevo, porque como trabajo desde casa siempre me estoy moviendo, al menos en los interiores.

Pero desde que me instalé en este lugar me he sentido más productivo que en otros lugares y siento que este cambio es lo que me faltaba.

Así que si sientes la necesidad de moverte porque te distraes y no eres productivo, no lo pienses y busca un lugar cómodo y seguro (recuerda la pandemia sigue).

Algunas opciones que puedes considerar:

  1. Bibliotecas
  2. Espacios de trabajo compartidos
  3. Un lugar más cómodo y apacible dentro de tu casa
  4. Cafeterías

En ocasiones, yo prefiero las cafeterías, porque es poco probable que te encuentres con algún conocido y si te colocas los audífonos a los oídos, lograrás la concentración que buscas.

Si este post te gustó, por favor compártelo con más personas.

Cuéntame en los comentarios:

¿Sientes que debes moverte de lugar de trabajo?