Escribiendo una nueva novela: Aprendizajes de las primeras tres semanas

Durante las últimas tres semanas he estado escribiendo la nueva novela de El Círculo Protector.

Hasta ahora, es la que más he disfrutado escribir.

Leí mis resúmenes de los libros pasados para ponerme al día con la historia.

Es normal que como escritor olvides algunos detalles.

Pero lo importante siempre prevalece y es lo que desencadena más ideas.

Hasta la fecha he escrito 49,802 palabras en casi 7 capítulos.

Siendo honesto, ya hubiera completado el NaNoWriMo en solo 17 días.

La primera mitad del libro está completa y hasta a mí me tiene enganchado.

El final de cada capítulo es una invitación a leer el siguiente.

A medida que la historia avanza, los misterios cada vez arrojan más pistas.

Por ejemplo, la trama del protagonista cada vez se va haciendo más clara y la razón por la que el Magisterio Protector requería de su presencia, va tomando forma.

He tomado ideas de mis libros pasados para crear los nuevos misterios.

Hay cosas que parecían haber terminado, sin embargo, fueron el comienzo de nuevas aventuras.

Eso es lo emocionante para mí como escritor.

Pensar en las consecuencias que el desenlace de una trama de un libro podría desencadenar en los nuevos comienzos.

Tal como sucedió para Ryan y la misión que tiene.

Además, el descubrimiento que Alison hizo sobre su padre empieza a arrojar pistas.

Los nuevos personajes han aportado mucho a la historia y quiero saber más sobre ellos.

Sin duda, esta nueva novela, cada vez me da más confianza para concretar las historias que me he planteado.

Si hubiera escrito este libro cuando la pandemia comenzó, que era justo lo que hacía, no tendría las tramas que actualmente tiene.

Todas están empezando a conectar de una manera increíble y es lo que más me emociona.

Llevaba un tiempo deseando crear algo significante en la universidad donde los personajes estudian.

Que tuviera relación con lo sobrenatural y hubiera pasadizos secretos.

Hoy en día lo estoy concretando.

Soy de los escritores que les gusta ir descubriendo sus propias historias, pero también tener una secuencia o estructura de las ideas.

Se me han ido ocurriendo muchas más ideas para poder darle mejor forma a la historia.

Tomé algunas ideas creadas en 2008 y las he trasladado a las nuevas tramas.

Me tomo un día a la semana para revisar la estructura del libro y averiguar como encajarían nuevas ideas en la trama.

Es normal que se te ocurran ideas mientras avanzas con la historia.

Lo importante es que tu mensaje tenga sentido y sea claro.

Ya te contaré en los próximos post como va quedando el libro.

Si te gustó este post y te fue útil, compártelo con más personas.