Cómo inspirarte para escribir cuando no te consideras creativo

Cómo inspirarte para escribir cuando no te consideras creativo

Existen momentos cuando quieres escribir y no te sientes lo suficientemente creativo.

Piensas que hay alguna clase de bloqueo y que las ideas no están fluyendo.

Es una situación realmente frustrante porque, a pesar de que tienes todas las ganas, no sabes cómo encontrar a la musa.

Muchas veces esperamos a que nos llegue la inspiración, pero la verdad no es así cómo funciona.

Cuando sientes que no eres una persona creativa, te estás condicionando a vivir de esa forma.

Si quieres ser creativo, tienes que creerlo y crear las experiencias necesarias para vivirlo.

Hay herramientas que pueden ayudarte, cuando tienes solo una idea, y la falta de la creatividad puede presentarse en diferentes situaciones.

  • Quieres escribir el libro, pero no fluyen las ideas
  • Has comenzado a escribir, pero te sientes estancado
  • No sabes cómo continuar la historia

Dependiendo de la situación en la que te encuentres, los principios de la creatividad se aplican de igual manera.

Tienes que saber en qué punto te encuentras y hacia dónde quieres ir con tus ideas.

Es importante que te cuestiones sobre todo lo que quieres crear, ya que el hacerse preguntas es una excelente forma de comenzar a crear ideas.

Sin embargo, existen otras maneras que te pueden darte el empuje para sacarte de cualquier bloqueo creativo.

1) Imágenes

Muchas veces yo me inspiro cuando veo las fotos promocionales de mis series favoritas. Me encantan los artículos de «Primer vistazo», porque puedo saber lo que vendrá en una nueva temporada.

Normalmente tengo un banco de imágenes en mi PC que revisito cada vez que quiero inspirarme o desarrollar una nueva trama.

Te recomiendo entrar en el Internet y buscar imágenes sobre el tema que estés abordando en tu libro. Usa las que mejor te parezca e inspírate para crear nuevas ideas. Anota en una hoja todo lo que se venga a tu mente y ya después podrás ponerlas en orden.

2) Libros

Son una de las mejores fuentes de inspiración, porque además de aprender el lenguaje de otros escritores, puedes disfrutar nuevas historias que te den un montón de ideas.

Ojo, no estoy diciendo que plagies, sino que uses esas historias como una forma de inspiración, nada más. Anota en un cuaderno las ideas que te surjan y, dependiendo de tu situación, es como las vas a trabajar.

3) Series de televisión

Cuando empecé a escribir era lo que más consumía. Veía como 5 capítulos al día, y me la pasaba haciendo escritura libre de todo lo que se me ocurría. Timeless y los libros de H.G. Wells me inspiraron a crear Los Misterios de Sacret Fire, además de mi gusto insaciable por los viajes en el tiempo y los mundos paralelos.

Elige las series que más consideres de tu gusto y míralas con el ojo de escritor. Todo lo que se te ocurra al momento, anótalo en tu móvil y si tienes que parar la serie, hazlo.

4) Haz investigación

No hay mejor forma de obtener más ideas que realizar una investigación. Mira vídeos en YouTube, lee artículos o consume todo tipo de contenidos relacionados con tu libro. Anota las ideas que se te vayan ocurriendo y ya después podrás desarrollarlas.

Yo hago investigación antes de comenzar a escribir un libro porque me ayuda mucho a complementar los contenidos, así que es una excelente opción.

Cada vez que caigas en un bloqueo y sientes que no eres creativo, revisa estas 4 formas para inspirarte y te aseguro que obtendrás ideas ilimitadas a voluntad.

Si te gustó este post y te fue útil, por favor, compártelo con más personas.