Como Escribir Un Libro Sin Morir En El Intento


Aquel día en el que supiste que querías escribir un libro, ¿Te preguntaste cómo ibas a hacerlo? ¿Que tenías que hacer para lograrlo?

 

MR-writers-block-guy

 

Imagina que te sientas en tu escritorio y te colocas frente a tu computador. Abres el software que usas para escribir y ves la página en blanco. Sabes que quieres escribir, sin embargo, una de las cosas que comienzas a decirte es “No sé cómo”. 

No Sé Cómo Comenzar

El “no sé cómo” despliega una serie de condiciones que en este caso puede ser el bloqueo del escritor o la falta de imaginación acompañado de una serie de ideas que comienzas a venderte y terminas comprándote, una de ellas: “no sé cómo”.

¿Tienes idea de lo que esto significa?

Básicamente te estás diciendo que eres incapaz de escribir un libro. Este es uno de los errores que puede llegar a perjudicar tu creatividad para crear material nuevo condicionándote en un bloqueo que puede durar muchos años.

Muchos escritores en todo el mundo, e incluido yo, hemos estado en esta condición.

Ahora, ¿Puedo contarte una historia? Si me das el sí, voy a comenzar.  

Mucho Análisis Causa Parálisis

En el año 2013, cuando estaba re escribiendo todas mis historias, pasé algunos fines de semana por la noche en casa imaginando cómo serían mis historias una vez que las terminara con ese toque de misterio que yo quería darles. Pasé días, semanas, meses pensando cómo debería ser. ¿Lo peor? Es que nunca comencé.

Me quedé tanto en la idea de cómo me gustaría que la historia fuese, tanto que comencé a decirle a mi subconsciente que no sabía cómo empezar. Sin duda esto me mantuvo atado a una zona de confort de la cual logré salir meses posteriores. Cuando comenzó el 2014 me dije a mi mismo, este el año en el que yo voy a publicar mi primer libro. Decidí finalizar por fin esa novela en la cual llevaba meses trabajando sobre todo en las tramas para finalmente darle el toque de misterio que yo quería.   

Alabado Sea el Starbucks

Fue en ese momento que comencé a hacer uso de las cafeterías cómo lugar de trabajo. Cogí papel y lapiz y me puse a trabajar en un Starbucks poniendo a la antigua a puño y letra cómo quería yo que las cosas en mi primer obra se fuesen descubriendo.

 

Coffee-and-Writing

 

Una de las cosas que me quedó muy claro, es que sólo necesitaba comenzar a escribir, empezar a dar rienda suelta a mi creatividad. Sólo tenía que dar un paso para salir de esa condición que durante muchos más de 8 meses me mantuvo atado sin hacer uso de mi habilidad creativa.

Comprendí que otras de las razones por las cuales puede presentarse este fenómeno es porque no conocemos cómo es el proceso para escribir un libro. Al no conocer un proceso puede que te detengas, te frustres, mates tu sueño y por ende dejes de lado esta meta.

No te preocupes por el cómo, simplemente comienza y has uso de tus habilidades creativas. Si te estás preguntando que viene después de que has creado el primer borrador, ocúpate de ello una vez que ya lo hayas finalizado.   

Porqué Es Importante Que Tengas Una Meta Real

Pero antes de ello, decide cual va a ser la meta en cuanto al total de palabras de tu obra, para ello ve que opción es más conveniente para ti:

Una novela corta o un libro de no-ficción corto va de 20,000 a 40,000 palabras.
Una novela o libro de ficción va de 60,000 a 100,000 palabras.
Un libro que hable sobre algún tema general o sea alguna investigación va de 50,000 a 70,000 palabras.

 

M2

 

Una vez que has decidido cual va a ser tu objetivo, es hora de escribir.

¿Recuerdas la Fórmula CEAR?

¡Aquí va de nuevo!

Durante tus 25 minutos de escritura, escribe todo lo que se te venga a la mente. Hazlo en voz alta y escribe todo lo que se te ocurra. Evita distracciones cómo tu celular, redes sociales o estar en un lugar dónde alguien puede interrumpirte. La idea es que este tiempo sea una sesión de flujo creativo ininterrumpido. Escribe cómo si estuvieras hablando contigo mismo.   

Tu Escritura Es Una Versión Literaria de Tu Propia Voz

Ten en mente la diferencia entre un primer borrador, un borrador corregido, borrador revisado, borrador editado y un borrador final. Lo que estás creando en un inicio es el primer borrador por lo que no es necesario que sea perfecto ya que son las primeras palabras que estás sacando de tu mente para lograr finalizarlo.

Es importante que no te detengas a realizar modificaciones o arreglas tecnicismos en ortografía ya que esto pudiese afectar el flujo creativo que estás generando durante esa sesión de escritura. Y sobre todo, al escribir un libro planea tus sesiones de escritura dividiendo el total de palabras que tendrá tu libro entre la cantidad de palabras que vas a escribir para cada sesión. 

Do The Math!

¡Haz las matemáticas!

Ahora que tenemos un trato, me gustaría saber de ti:

¿Cuales han sido los obstáculos que te han detenido de escribir tu libro?

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has tenido al escribir?

¡Te mando un abrazo!

Checko